BLOG

Elegir el protector solar perfecto

Broncearse sin descuidarse

Tomar el sol es bueno para la salud, pero malo si no encontramos un buen protector solar.

Ya sabemos que todas las cosas tienen un aspecto positivo y otro negativo. Sólo es necesario saber cómo usarlo para obtener únicamente beneficios.

El sol nos llena de vitalidad, activa nuestros órganos internos, y nos ayuda a sintetizar la vitamina D. Sin embargo, una mala exposición al sol puede producirnos graves consecuencias.

Al llegar el verano, tenemos más horas de luz y el calor nos empuja a exponer más nuestra piel. Y la piel no es una simple cubierta, sabemos que es un órgano en sí que respira y absorbe nutrientes como lo hacen los pulmones o los intestinos.

Este es el motivo por el que nos preocupamos en dar a conocer la importancia de elegir un buen protector solar para poder disfrutar a la vez que nos cuidamos.

Protector solar sano y seguro

El peligro de un protector solar inadecuado

Los químicos que se usan para las cremas, en especial para los protectores solares, pueden tener varios efectos sobre la salud. El problema con la mayoría de estas nuevas sustancias es el desconocimiento de sus efectos a largo plazo, por lo que, con el paso del tiempo, sustancias que anteriormente se consideraban inocuas, se prohíben por sus efectos negativos.

Además, algunos filtros solares pueden ser perjudiciales para la piel porque al entrar en contacto con la luz del sol se deterioran y producen componentes que provocan estrés oxidativo en las células cutáneas, es decir, causan envejecimiento prematuro, e incluso predisposición al cáncer.

Cuidar también del planeta

Algunos de los ingredientes del protector solar no son perjudiciales para la salud humana porque se usan en dosis bajas o no se absorben, pero en cambio afectan la población de los animales y las plantas acuáticas disminuyendo su fertilidad, y causando malformaciones.

Otros son directamente contaminantes tanto para el medio ambiente como para los seres vivos, incluyendo los humanos. Se trata de los no biodegradables o que se degradan con dificultad, como muchos derivados del petróleo o pequeñas micropartículas plásticas, que no pueden eliminarse del agua en los procesos normales de depuración. De esta forma se acumulan en los ríos, lagos y el mar afectando a la fauna y flora, y pudiendo entrar en la cadena alimentaria y llegar de nuevo hasta nosotros a través de los alimentos.

Con qué debemos llevar cuidado

1. Filtros solares químicos

Su función es dispersar y absorber la radiación del sol mediante reacciones químicas que producen calor y otras sustancias derivadas. Esto produce que su capacidad de proteger se deteriore y por lo tanto haya que aplicarlo con más frecuencia.

Los más dañinos que siempre debemos evitar son:

  • Octildimetil PABA o Padimato O: tiene efectos disruptor endocrino estrogénico, liberador de radicales libres, reacciones alérgicas, ecotoxicidad y contaminante ambiental
  • Octinoxate (Octyl Methoxycinnamate, OMC, Ethylhexyl Methoxycinnamate, EHMC)Disruptor endocrino confirmado, persistente y bioacumulativo, se absorbe por la piel y puede aumentar la absorción de otras sustancias. Aparece en leche materna. Ecotóxico. Uno de los filtros más problemáticos hoy en día. Prohibido en Dinamarca en cremas para niños. Contamina ríos y afecta a las poblaciones de peces y otros animales acuáticos. Aparece en agua del grifo e incluso en alguna embotellada
  • Homosalate ( 3,3,5-Trimethyl-Salicylate Cyclohexanol; 3,3,5-Trimethylcyclohexyl 2-Hydroxybenzoate): Muy Contaminante, disruptor endocrino debil, se descompone con la luz en sustancia oxidantes y dañinas para la piel. Aumenta la absorción de otras sustancias.
  • 4-MBC (4-Methylbenzylidene Camphor) 
    ( 1,7,7-Trimethyl-3- [ (4-Methylphenyl) Methylene] Bicyclo [2.2.1] Heptan-2-On))Disruptor endocrino, persistente y bioacumulativo. No autorizado en EEUU para cremas solares. Posible toxicidad tiroidea. Contaminante medioambiental importante, afecta poblaciones acuáticas. 

2. Filtros solares físicos

Su función es reflejar la radiación, actuando como un velo sobre la piel. Son más saludables porque la piel no lo absorbe y respetan el medio ambiente. Los más comunes son:

  • el dióxido de titanio, 
  • el oxido de zinc /de hierro o de magnesio
  • el silicio, talco, calamina, mica, caolin, ictamol

Son los más seguros por lo que se recomienda tanto para niños como para embarazadas. La parte negativa es que son difíciles de aplicar por su espesor y son poco estéticos, ya que al aplicarse dejan un color blanquecino.

3. Filtros naturales o ecológicos certificados

En los últimos años están apareciendo estudios sobre la efectividad de algunas plantas para proteger de la radiación solar. Los estudios más avanzados y de los que hay más datos de efectividad son el helecho Polypodium leucotomos, Catequinas del te verde, la silimarina del cardo mariano, polifenoles de semillas de uva negra.  En estudios de laboratorio se han mostrado capaces de absorBer la radiación ultravioleta, tener efectos antioxidante, antinflamatorio e inmunomodulador, por lo que podrían formar parte de cremas más seguras.

Puesto que no existe una regulación oficial al respecto de etiquetar un producto como natural, aunque contenga principalmente ingredientes químicos , en los últimos años han ido surgiendo sellos de iniciativa privada que certifican la calidad de estos productos naturales y ecológicos y su composición. 

En España el principal sello certificado de calidad que encontramos es el  ECOCERT natural ECOCERT ecológico. Búscalo siempre que quieras asegurarte de que lo que compras es natural.

Características del protector solar perfecto

protector solar perfecto

El filtro solar perfecto debe de cumplir con una serie de requisitos: 

  1. Que no se absorba por la piel o si lo hace sea sólo en el estrato corneo (las últimas capas de la piel que ya están queratinizadas y muertas) sin alcanzar los vasos sanguíneos de la dermis.
  1. Que no tenga efectos hormonales ni actúe como disruptor endocrino.
  1. Que no tenga otros efectos tóxicos 
  1. Que no favorezcan la absorción de otras sustancias químicas como pesticidas o repelentes de insectos (especialmente preocupante en trabajadores del campo  pues muchos filtros químicos lo producen)
  1. Que sea fotoestable y no se degrade rápidamente con la luz del sol generando efectos oxidativos en las células de la piel.
  1. Que no ocasione reacciones alérgicas o de fotosensibilidad 
  1. Que no sea bioacumulativo (como en el caso del mercurio y algunos insecticidas que encontramos en los peces que comemos)
  1. Que sean fácilmente biodegradables y no tengan efectos tóxicos sobre la fauna y flora marina.

¿Sabes cómo cuidar a tu hígado? Visita nuestras redes sociales donde te dejamos más tips y consejos de salud.

Desde aquí puedes compartir este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

Noticias relacionadas

Fertilidad Natural

Fertilidad Natural

Nutre tu cuerpo y potencia tus fluidos sexuales Hoy en día, en la sociedad en la que vivimos, hay un creciente número de personas con

Leer más

¡Suscríbete a Herbolario Alegría!

Suscríbete para recibir novedades sobre nuestros productos, descuentos, charlas y eventos. Aprovéchate de nuestro descuento inicial por la suscripción a nuestro boletín.

Abrir chat